Sobreinformación en Internet

file0001657190633

A la hora de reflexionar sobre la sobreinformación en Internet, conviene aclarar alguno de los criterios que rigen el posicionamiento de las webs en los buscadores y aportar medidas para mejorar la accesibilidad de información en la red. En el ámbito digital, posicionar un sitio consiste en optimizarlo para que aparezca en las primeras posiciones de las páginas de resultados de los motores de búsqueda. Así mismo, podemos definir posicionamiento web como “el conjunto de procedimientos y técnicas que tienen como finalidad dotar a un sitio o a una página web de la máxima visibilidad en Internet”, según Codina y Marcos.

Estos mismos autores señalan que en la actualidad existen dos factores fundamentales respecto al posicionamiento: el uso de los motores de búsqueda como fuente de información privilegiada sobre la Web por parte de los internautas y el hecho de que los usuarios de motores de búsqueda apenas consultan más allá de los primeros veinte o treinta resultados, con una abrumadora mayoría que únicamente revisa los diez primeros.

Cuando nos proponemos analizar el posicionamiento de un sitio lo hacemos a través de una o más palabras que nos sirven para comprobar, por ejemplo, cuáles son los sitios mejor situados. A estas palabras las denominamos palabras clave.

Como segundo criterio, los metadatos  son datos sobre sitios o sobre páginas web que ayudan a su indización tanto como a su presentación (ranking) en las páginas de resultados de los motores. Por tanto, los metadatos ayudan a la visibilidad de los sitios. Pero sucede que algunos elementos que técnicamente son metadatos son ignorados por los motores de búsqueda; mientras que elementos de sitios web que, en rigor no son metadatos, los motores de búsqueda los utilizan de facto como tales.

En tercer lugar, consideremos la “visibilidad”PageRank. El primero es el término acuñado, por los ingenieros de Google para referirse a una medida que indica el número de enlaces que un sitio web recibe de otros sitios y la calidad de los mismos esto es, si esos sitios tienen a su vez una alta popularidad hipertextual, es decir, si esos sitios a su vez son muy enlazados. La medida numérica que ha establecidoGoogle relacionada con la visibilidad o popularidad hipertextual se denominaPageRank. El PageRank de un sitio es un número que será mayor cuantos más enlaces reciba de páginas web que, a su vez, tengan un buen PageRank.

En cuarto lugar, la “relevancia” es la capacidad que tiene un documento (un sitio o una página web) de satisfacer una necesidad de información de un usuario. Es decir, el grado de utilidad de un documento en relación con una pregunta concreta. Los motores de búsqueda ordenan los documentos presentados en la página de resultados utilizando algoritmos que tratan de inferir la relevancia de cada página en relación con cada pregunta, de modo que entregan los resultados ordenados por el grado de probabilidad de resultar útiles para la necesidad de información expresada por el usuario.

La “popularidad” es el número de visitas que recibe un sitio o un dominio y, según algunas versiones, incluye también el número de páginas servidas por dicho sitio o dominio. Una de las medidas de popularidad más conocidas es Traffic rank, que determina Alexa. Este cálculo combina tanto el número de usuarios que visitan un mismo dominio web como el número de páginas vistas por los usuarios en ese dominio.

El “anclaje” es el punto de inicio o de destino de un enlace. Este punto de inicio puede ser un texto (ya sea una sola palabra o una frase) o una imagen. En posicionamiento es importante tener presente el concepto de anclaje (y no sólo el de enlace) porque el texto que forma parte de las etiquetas de los anclajes tiene influencia en la visibilidad de un sitio ya que los motores de búsqueda lo interpretan como una forma de metadatos.

Finalmente, los “enlaces recibidos, de salida e internos” son relevantes, pues un enlace es la unión entre dos secciones de un mismo sitio web o entre dos sitios web y en posicionamiento los enlaces juegan un papel muy importante, ya que los motores de búsqueda utilizan el análisis de enlaces (o análisis hipertextual) para tratar de inferir no solamente los temas, sino la calidad o la posible condición de “autoridad” de un sitio web.

Hay que tener en cuenta también que la rapidez de distribución vía Internet es un factor determinante para el crecimiento exponencial de la información en la red. Tal cantidad de información, en palabras del premio Nobel de la Paz de 1986 Elie Wiesel, supone que “estar sobreinformado es como estar mal informado”. Ante esta confusión y falta de claridad conviene por tanto la utilización de algunas herramientas o  habilidades en la búsqueda, selección, manejo y procesamiento de la información.

En primer lugar, el consumidor de información deberá ser consciente de la hiperinformación existente y deberá tener el criterio necesario para adoptar una actitud crítica con la información incompleta, errónea o con falta de estructura, poniendo en delante exclusivamente la información que se traduzca más fácilmente en conocimiento.

El usuario crítico será aquel capaz de evaluar y ponderar la calidad de la información y seleccionar las fuentes de información apropiadas. Para acceder a la información deseada, mejorando su accesibilidad y distribución, se utilizan los motores de búsqueda, los directorios y las páginas de enlace por lo que incidir en la creación de bases de datos o catálogos con la información, presentar listas de sitios con información relevante y  afinar en la elección de palabras son parte de las soluciones en este ámbito. Es necesario además que se multipliquen los esfuerzos en formación de usuarios de manera urgente en lo orientado a tener claros los objetivos de la búsqueda definiendo qué información va a ser más importante para lograr estos objetivos para acotar cuales son las mejores fuentes de información.

La interacción a la hora de compartir formación es fundamental: la puesta en común de las experiencias de toda la comunidad digital durante el proceso de búsqueda de información gracias al uso de distintas técnicas como pueden ser los “tags”, la creación de perfiles de usuario internauta o consumidor. Así sitios como Amazon ofrecen ofertas “bundle” al ir a comprar un libro y nos señala otros productos que han comprado la gente que se ha llevado ese mismo libro, o programas como Yoono nos permiten ver que gente visita las mismas páginas que yo, las páginas o contenido de interés basándose en nuestro patrón de navegación y de “tagging”. Se consigue disminuir la talla relativa de esta información y disminuir el proceso de búsqueda de información, limitando el “ruido” de páginas a interés reducido.