Utilidad de las RRSS como instrumento de comunicación comercial para empresas

  • por
Redes Sociales

Es evidente que la comunicación está evolucionando a un ritmo vertiginoso, y que las Redes Sociales representan un nuevo medio de comunicación, siendo muy importante utilizarlas con los potenciales clientes. También es de conocimiento común el hecho de que ningún medio de comunicación ha sido tan global como lo son hoy en día las redes sociales. Los consumidores ya no quieren permanecer estáticos ante las marcas, quieren ser escuchados, quieren decir lo que opinan, recomiendan a sus amigos, censuran las cosas que les parecen incorrectas. Ha cambiado muchísimo la comunicación aunque el hecho de fomentar la interacción con el cliente para reforzar la marca es algo que se viene haciendo desde que existen las relaciones públicas.

Pero cada red tiene un público objetivo determinado, por lo que las marcas tienen que seleccionar aquellas redes sociales que sean más acordes aquel producto que quieran lanzar, igual que utilizan los medios de comunicación y se utilizan periódicos o revistas, radios y televisiones, cada red va a un perfil determinado. Hay que llevar una línea general de campaña, pero discriminando a quien nos vamos a dirigir.

En opinión de Fátima Martínez, publicista y consultora en Social Media, las Redes constituyen un fenómeno social de crecimiento exponencial y sus posibilidades para el mundo de la empresa y sus consumidores son extraordinarias. Señala que una gran empresa debería tener un equipo específico donde haya un Social Media Manager, que es la persona que diseña las estrategias de marketing de la empresa estando en contacto con la dirección general y siendo quien va a tener una persona como Community manager o un equipo de Community manager que son los que se pondrán en contacto con el día a día, son los gestores de comunidades, que son los que llevarán los perfiles en cada una de las redes. En pequeñas empresas pueden ser los dueños o una persona de confianza que esté muy ligado al dueño de la compañía, al empresario. Esta es la persona que va a dar a conocer los productos, va a interactuar, va a contestar y va a estar en contacto con el público objetivo y con los futuros consumidores.

Popularidad frente a resultados

Un reciente estudio de Pew señala que el 61% de los empresarios y propietarios de negocios se muestran decididos a la hora de incorporar los medios de comunicación sociales en sus planes de marketing como una herramienta eficaz. Sin embargo, cuando se habla de redes sociales muchas empresas reducen sus opciones por la inercia y la tendencia de las masas y la hegemonía de sitios como Facebook o Twitter, pero existen opciones totalmente válidas más allá de estas dos grandes redes sociales citadas. Por ejemplo otras como LinkedIn se citan como la referencia para casi todas las empresas, junto a otras redes sociales de gran relevancia como Reddit, Dzone, StumbleUpon, Squidoo y Delicious Además de liderar en cuanto a oportunidades de negocio, LinkedIn también está posicionada como la primera herramienta en relación al número de conversiones y relaciones eficientes para las empresas, seguida de los blogs corporativos, y otras redes como las señaladas Facebook y Twitter. Las empresas deben considerar cuáles son las mejores redes sociales y las que tendrán un mayor impacto para su negocio, basado en los resultados antes que en la popularidad de la audiencia en general.

La publicidad en general, tradicionalmente ha sido muy cara. Frente a ello, la  ventaja que tienen las plataformas es que no cobran a los clientes por tener un escaparate, se pueden tener perfiles en las redes sociales sin que tengan un coste añadido elevado. Las plataformas facturan las acciones de publicidad pero el precio es bastante bajo, comparativamente con los medios tradicionales es mucho más barato; pero aunque sea internet, internet no es gratis, hay personas detrás trabajando para sacar adelante los perfiles de los clientes. Se puede hacer una buena estrategia por un coste bastante ajustado. Pero no olvidemos que aun cuando la participación en redes sociales no supone a las compañías dinero, sí que demanda de ellas tiempo.

Las empresas deben tener en cuenta además que quien asume la estrategia de social media marketing dentro de la compañía será también su rostro en las redes sociales en las que ésta esté presente. Por lo tanto, decidir quién asumirá esta responsabilidad es una tarea complicada que debería exigir tiempo y reflexión.

De manera que ya tenemos las variables que nos deben hacer aportar por el uso de las redes sociales en comunicación comercial: abaratamiento de costes y alta repercusión de nuestro mensaje gracias al masivo uso de esta herramienta por parte de los ciudadanos, en especial el sector poblacional más joven, al que por otra parte ven dirigidas gran parte de las campañas publicitarias. A modo de ejemplo, señalemos que la mayoría de miembros de Facebook tienen entre 35 y 54 años. Además, la tasa de crecimiento más alta en esta red social se registra entre los usuarios de más de 55 años.

Lógicamente habrá que cuidar también en el uso de estas herramientas tanto la identidad de  marca como la identidad de marca dándole a estos conceptos un punto de innovación y actualización necesario en el uso de estas herramientas: recordemos que la gente elige las marcas por afinidad con su personalidad y que gracias a estas herramientas esa relación puede ser mucho más estrecha y efectiva. Si la publicidad segmentada está basada en el conocimiento de los gustos personales de cada consumidor, las redes sociales pueden aportar este conocimiento, ya que cada miembro publica por iniciativa propia sus gustos, preferencias, aficiones, fobias e ilusiones

¿Cómo?

De manera que para poder determinar cuál es la mejor forma de poner en marcha un proceso de comunicación comercial concreto con todos los elementos sociales necesarios, debemos responder ante todo, tres cuestiones importantes ¿Dónde está nuestro mercado objetivo? ¿Cómo podemos llegar a esas personas? ¿A qué responden mejor?

Una buena campaña en redes sociales tendería a compartir estos elementos: tener un objetivo claro, es decir, no es usar las redes sociales por seguir la moda, sino porque tiene sentido para conseguir los objetivos de negocio. También es preciso apoyar las necesidades de la comunidad a la que se dirige priorizando los objetivos de los usuarios antes que los de la marca. Impulsar la interacción entre usuarios se plantea como fundamental en este ámbito teniendo en cuenta además que escala con rapidez ya que está diseñada para pasar de un usuario a otro, y mejora al hacerse más grande. Fomentar que los usuarios expresen su personalidad y presentarse como un no solo un entretenimiento rápido, sino ofrecer verdadero valor al usuario. Por último, hay que reconocer que debe ser dinámica: cambiar con el tiempo y responder a las demandas de los usuarios.

Concluyamos pues que el social media marketing constituye una excelente herramienta para darse a conocer y fomentar el diálogo con el cliente.